jueves, 29 de octubre de 2015

Thermomix: Arañas de mantequilla de cacahuete

Aprovechando la excusa de Halloween, hemos hecho estas galletas. Además de originales, están buenísimas...







ARAÑAS DE MANTEQUILLA DE CACAHUETE
INGREDIENTES:
- 170 gr. de mantequilla sin sal, a temperatura ambiente
- 100 gr. de azúcar moreno
- 80 gr. de azúcar blanquilla
- 1 huevo grande (L)
- 1 cucharadita de extracto de vainilla
- 180 gr. de mantequilla de cacahuete suave
- 270 gr. de harina de repostería
- ½ cucharadita de bicarbonato sódico
- ¼ cucharadita de sal
- 20-21 "conguitos"
- 70 gr. de chocolate fondant

PREPARACIÓN:
En el vaso de la Thermomix poner la mantequilla, el azúcar moreno y el azúcar blanquilla. Programar 3 minutos, a velocidad 2½. Con la espátula separar la crema que haya quedado en las paredes y base del vaso.
Añadir el huevo, la vainilla y la mantequilla de cacahuete. Programar 1 minuto, a velocidad 3. Mezclar con la espátula.
Incorporar la harina, el bicarbonato y la sal. Programar 20 segundos, a velocidad 4. Seguidamente, programar 1 minuto, vaso cerrado y velocidad espiga.
Mezclar bien con la espátula, hacer una bola con la masa y envolverla en  film transparente. Guardar en el frigorífico durante 2 horas.
Precalentar el horno a 190.
Cuando la masa haya endurecido, coger porciones y hacer bolas un poco más grandes que una nuez. Colocarlas en una bandeja de horno forrada con papel de hornear, separadas entre sí ( de 6 en 6, o como máximo de 9 en 9)y presionar ligeramente con la palma de la mano.
Hornear durante 12 minutos, a 190 (o hasta que estén doradas). Hacer lo mismo con el resto de masa.
Según sacamos la bandeja del horno, con la “mano (el palo) de un mortero” presionar justo en el centro de la galleta para formar el hueco donde pondremos el conguito. Esperar unos minutos a que templen las galletas, colocarlas sobre una rejilla y dejar enfriar.
Cuando estén muy templadas, colocar un conguito en el hueco de la galletas. No tienen que estar calientes para que el chocolate no se deshaga pero lo suficientemente templadas para que el conguito se pegue a la galletas. Otra opción es echar chocolate fundido en la galletas y poner el conguito encima; cuando se enfríe, quedará pegado.
Fundir el chocolate fondant en el microondas, programando de pocos en pocos segundos para que no se queme. Lo echamos en una manga con boquilla muy fina y hacemos las patas de la araña, y la decoración que se nos ocurra.
Dejar enfriar el chocolate, colocar en una fuente y servir. 


jueves, 22 de octubre de 2015

Estuche: Estuche para el cole de Star Wars

Aquí va el estuche que le hice a mi hijo para su estreno en primaria.
La tela una pasada, y para sorpresa de todos, hasta brilla en la oscuridad...

martes, 20 de octubre de 2015

Rincón de lectura: El esclavo de Velázquez

Leyendo...

La historia del esclavo retratado por el pintor de reyes. Se fabula en esta novela la historia del morisco Juan Abonabó Pareja, Juan de Pareja para los cristianos, quien nació ya esclavo porque su padre prefirió perder la libertad a afrontar los riesgos y peligros de la expulsión a principios del siglo XVII. El amo de su padre solía acogerlo en su palacio porque le agradaba su compañía, y allí trataba de darle instrucción leyéndole libros religiosos y, sobre todo, introduciéndolo en la que era su gran pasión, la pintura que llenaba los corredores y galerías de su residencia. Siendo Juan ya adolescente, su amo decidió cederle el chico al joven pintor sevillano Diego de Silva y Velázquez, que marchaba a Madrid para hacer carrera en la Corte. Primero esclavo de casa y después en el taller, Juan pasó prácticamente el resto de su vida al servicio de la familia Velázquez. Incluso acompañó al maestro en su segundo viaje a Italia, donde fue retratado por él. Sin embargo, cuando su amo don Diego le ordenó que posara para su pincel, Juan fue presa de un gran desasosiego: ¿por qué iba a retratar a un esclavo quien era pintor de la monarquía más poderosa de la tierra? Una razón desvelada finalmente como metáfora del destino de Juan: ser alguien para siempre.

jueves, 15 de octubre de 2015

Thermomix: Tarta de queso suiza

Una tarta digna de los paladares más exquisitos...

























TARTA DE QUESO SUIZA
INGREDIENTES:
Para el bizcocho:
- 4 huevos
- 130 gramos de azúcar
- 1 cucharadita de azúcar vainillado
- 70 gramos de maicena
- 60 gramos de harina de repostería
- 1 pellizco de sal

Para el relleno:
- 250 gramos de queso cremoso
- 300 gramos de leche entera
- 200 gramos de nata (35% materia grasa)
- 2 sobres de cuajada
- 180 gramos de azúcar

Para la gelatina de albaricoque con piñones:
- 150 gramos de mermelada de albaricoque
- 100 gramos de agua
- 3 hojas de gelatina hidratada en agua fría
- 50 gramos de piñones tostados (en esta ocasión yo le puse nueces)
PREPARACIÓN:
Bizcocho
Precalentar el horno a 180º. Forrar la base de un molde de 26 cm de diámetro con papel de hornear y engrasar el perímetro.
Colocar la mariposa en las cuchillas. Poner los huevos, el azúcar y el azúcar vainillado, batir 6 minutos / 37º/ velocidad 3,5. Después programar 6 minutos / velocidad 3,5
Incorporar la maicena, la harina y la sal. Mezclar 4 segundos / velocidad 3. Retirar la mariposa y verter la masa en el molde.
Hornear 20 minutos o hasta que esté dorado. Retirar del horno y dejar enfriar 30 minutos sin desmoldar.

Relleno
Colocar la mariposa en las cuchillas. Añadir el queso cremoso, la leche, la nata, los sobres de cuajada y el azúcar. Programar 10 minutos / 90º / velocidad 3,5. Verter sobre el bizcocho, dejar atemperar y poner en el frigo para que solidifique (unas 2 horas)

Gelatina de albaricoque con piñones
Poner en el vaso la mermelada y el agua. Calentar 3 minutos / 90º / velocidad 2.
Incorporar la gelatina y mezclar 10 segundos / velocidad 2. Dejar atemperar dentro del vaso a 37º (unos 20 minutos)

Montaje
Espolvorear la superficie de la tarta con los piñones tostados y verter delicadamente la gelatina. Reservar en el frigo hasta que solidifique (unos 30 minutos)
Desmolda y servir.

martes, 13 de octubre de 2015

Rincón de lectura: El asesino hipocondríaco

Leyendo...

El señor Y debe cumplir su último encargo como asesino profesional, pero para conseguirlo tendrá que superar un grave obstáculo: no le queda más que un día de vida. En realidad, el enigmático asesino a sueldo que responde a las iniciales M.Y. lleva años muriéndose, desde el mismo momento en que vino a este mundo. Le persiguen tantas enfermedades que cualquiera podría considerarlo un milagro médico. Ahora, por encargo de un cliente misterioso que se mantiene en la sombra, debe matar al escurridizo Eduardo Blaisten antes de que le asalte una apoplejía terminal o una úlcera gangrenosa o un empeoramiento de su Síndrome de Espasmo Profesional. Su incomprensible mala suerte irá frustrando uno tras otro todos sus intentos de homicidio, y estableciendo una mágica conexión entre sus propias penalidades y los grandes males físicos, psicológicos e imaginarios, que torturaron a Poe, Proust, Voltaire, Tolstói, Molière, Kant y al resto de los hipocondríacos ilustres de la historia de la literatura y el pensamiento. Una inteligente y divertidísima novela que aúna intriga, obsesión, asesinato y amor incondicional por la literatura.

jueves, 8 de octubre de 2015

jueves, 1 de octubre de 2015

Rincón de lectura: La bastarda de Estambul

Leyendo...

Sinopsis: De la mano de una de las autoras turcas más aclamadas internacionalmente llega esta novela sobre la historia de dos familias. Para Armanoush, recién llegada de Arizona en busca de sus raíces, Estambul es como un gran barco de ruta incierta. Acogida por la familia de su padrastro, esta joven armenia-norteamericana irá desgranando los secretos de dos familias unidas por la tragedia que separó a turcos y armenios a principios del siglo XX. Una apasionante saga familiar sobre uno de los episodios más turbios de la historia de occidente: el tantas veces negado genocidio armenio.